¿Qué es el BIM?: reflexiones después del Forum TIG/SIG


Por

El pasado 28 de noviembre asistimos al XVII Fòrum TIGSIG, organizado por ACTIG, la Asociación Catalana de Tecnologías de la  Información Geográfica. El fòrum tuvo lugar en la sede del Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya, y se habló fundamentalmente de BIM (Building Information Modeling). O mejor dicho, de GeoBIM, o de cómo debe llevarse a cabo la interrelación entre el mundo del BIM y el de las Tecnologías de la Información Geográfica.

Según la asociación BuildingSmart, el BIM es una metodología de trabajo colaborativa para la creación y gestión de proyectos de construcción, cuyo principal objetivo es la centralización de toda la información del proyecto en un modelo de información digital creado por todos los agentes implicados.

En otras palabras, y según BIMDictionary, se trata de un conjunto de tecnologías, procesos y políticas que permiten a los múltiples agentes interesados diseñar, construir y operar colaborativamente una instalación en un espacio virtual.

Modelización de edificio utilizando herramientas BIMFigura 1. Modelización de un edificio utilizando herramientas BIM. Fuente: ESRI.

Cabe tener en cuenta que el uso de BIM va más allá de las propias fases de diseño de la construcción, abarcando la ejecución del proyecto y extendiéndose a lo largo del ciclo de vida del edificio, facilitando la gestión del mismo y reduciendo los costes de la operación. En el documento ‘Introducción de procesos colaborativos en la construcción’ redactado por la comisión Construimos el futuro, se definen las acciones a seguir para llevar a cabo la transición a este nuevo modelo.

 

Interacción entre el BIM y el SIG

Para muchos de los asistentes al Fòrum TIGSIG, especialistas en el ámbito de los SIG y las TIG, el modelaje de construcciones en los campos de la edificación y la ingeniería civil y el uso del BIM es algo novedoso que debemos aprender a integrar en nuestros proyectos. Por ello, durante la jornada se organizaron diversas mesas de debate presentadas en forma de diálogo, dirigidas a resolver las principales dudas que un profesional SIG puede plantearse respecto al BIM:

  • ¿Para qué queremos utilizar el BIM?
  • ¿Cómo se implementan estas nuevas metodologías?
  • ¿Cuáles son las tecnologías que deberemos utilizar?

En la siguiente imagen, que apareció de forma recurrente en diversas charlas y presentaciones, se muestra muy claramente cuál es la interrelación entre el ámbito BIM y el SIG. En resumidas cuentas lo que se pretende representar es que el BIM y el SIG, deben ser dos ámbitos que se retroalimentan, no siendo una cuestión de elegir o decantarse por uno u otro, sino como se apuntó en el segundo de los diálogos (¿Cómo se implementan estas nuevas metodologías?), «BIM y SIG: mejor juntos». Es decir, se apuesta claramente por una relación de win-win entre ambas tecnologías.

integracion-BIM-GISFigura 2. Integración de los flujos de trabajo entre BIM y GIS. Fuente: ESRI.

 

Tal y como apuntó Agustí Jardí (director académico del máster BIM Ingeniería Civil, Infraestructuras y GIS) en una de las sesiones de tarde, no se trata de elegir entre SIG o BIM, sino de aprovechar las ventajas de cada uno en las diferentes fases de un proyecto.

Algunas reflexiones acerca del BIM

A lo largo de la jornada fueron varias las reflexiones e ideas que surgieron, a raíz de los diferentes diálogos que se establecieron entre los ponentes invitados, así como de las presentaciones vespertinas. A continuación os destacamos algunas de estas ideas, reflexiones o apuntes, en forma de listado:

  • Hoy en día, en el ciclo de adopción o cambio de una tecnología, el BIM se encuentra en un pico máximo de expectativas, aquel momento en el cual, como se suele decir coloquialmente, todo el mundo se apunta al carro del BIM. Si bien no es menos cierto que, después de este punto álgido por lo que respecta a las expectativas, le sigue un punto mínimo de desilusión, y habrá que ver cómo se gestiona y cómo se supera este punto mínimo.
  • De manera paralela a la reflexión anterior, subyace una alerta o prevención acerca del riesgo a padecer cierta «bimitis» y caer en la tentación de llamarlo a todo BIM, cuando en realidad, se está hablando de otros conceptos, metodologías o procesos. En este sentido se pueden establecer ciertos paralelismos con etiquetas tan sobreutilizadas como «Smart City», por ejemplo.
  • El BIM conlleva un reto mayúsculo en su ámbito particular: conseguir el grado de colaboración necesaria para compartir datos y, para ello, es preciso definir y consolidar un nuevo modelo organizativo en los grupos de trabajo, donde la coordinación debe ser el eje principal, la nota predominante. Es preciso para ello cambiar la relación y confianza entre las personas. En el ámbito de los SIG, esto ya viene sucediendo desde hace tiempo, con la eclosión y la expansión de las herramientas libres, de los datos abiertos, y de la adopción del concepto compartir.
  • En el campo del BIM, se hace mucho énfasis en el concepto de continuidad digital y en esto, los SIG parten nuevamente con la ventaja de que ya llevan tiempo practicándolo, diseñando, gestionando y comunicando proyectos de inicio a fin, de forma digital, a lo largo de todos los estadios y entre todos los participantes en dichos proyectos. De nuevo, aparecen en este momento conceptos como open source, open data, sharing, … y de esta dilatada experiencia debería beneficiarse el BIM. En el caso del BIM, por norma general, la fase de traspaso entre la ejecución de la obra y el mantenimiento de la obra, no existe, se empieza de cero.
  • Por lo que respecta a la parte humana de la interacción y combinación entre ambos mundos y tecnologías, se apunta que la integración de perfiles técnicos BIM y SIG no debería percibirse como una amenaza, sino una oportunidad.

Por la tarde, con una idea ya más clara de qué es el BIM, tuvieron lugar un conjunto de talleres/tutoriales en los que se presentaron diversas herramientas de Hexagon y ESRI para trabajar con BIM e integrarlo en proyectos SIG, así como un proyecto muy interesante llevado a cabo por Infrapan relativo a la captura de nube de puntos como fuente de información base para la generación de un escenario 3D de las rondas de Barcelona.

 

Conclusiones

Después de asistir a esta edición del Fòrum TIGSIG, la conclusión a la que hemos llegado es que habrá que vigilar de cerca la evolución del BIM, y empezar a practicar con las herramientas que nos ofrecen los diferentes programas SIG para trabajar con estos nuevos modelos de información. En este sentido, cabe destacar que por ahora, las empresas que han apostado fuerte para establecer conectores entre estos dos mundos han sido Esri (con la colaboración de Autodesk) y Hexagon Geoespatial.

Lluís Vicens es tutor de los módulos de Análisis geográfico y SIG aplicados a la planificación y gestión territorial del programa UNIGIS Girona y analista SIG del SIGTE – Universitat de Girona.
Josep Sitjar es tutor de los módulos de SIG y Teledetección y Técnicas de Visualización de datos y Cartografía del programa UNIGIS Girona. Analista SIG del SIGTE – Universitat de Girona.