Acceso estudiantes


¿Has olvidado tu contraseña?

Los SIG en la nube para la gestión de la información en la crisis sanitaria y humanitaria de la COVID-19

Los SIG en la nube facilitan la obtención de datos geográficos, su análisis y publicación en forma de mapa web interactivo mediante un servicio en Internet que funciona de forma muy similar a los SIG de escritorio. Los servicios que ofrecen los SIG en la nube pueden variar entre la simple visualización de datos hasta funciones avanzadas de edición, análisis y geoprocesamiento de la información geográfica.

Uno de los aspectos que más destaca a estos servicios es la capacidad que ofrecen de publicar mapas interactivos de forma rápida.  En el actual contexto de la crisis sanitaria mundial causada por la pandemia de la COVID-19, las soluciones de SIG en la nube están siendo ampliamente aplicadas para procesar datos geográficos y compartirlos en la web como cartografías interactivas. 

Su uso se extiende desde la propia administración, centros de investigación o medios de comunicación. A partir de estos  mapas web se ha venido representando, tanto la evolución e impacto del virus, como aspectos relacionados con la crisis sanitaria y humanitaria que estamos viviendo. 

A lo largo de estas semanas hemos visto multitud de estos mapas y en este post hemos querido destacar algunos de ellos que, a nuestro parecer y sin querer entrar en un análisis exhaustivo, nos han resultado interesantes tanto a nivel de servicio como de funcionalidades.

Algunas de las soluciones más utilizadas estos días son CARTO, Mapbox o ArcGIS de Esri, cuyas funcionalidades son muy amplias y están diseñadas para distintos perfiles de usuarios. Por ejemplo, utilizando el servicio de Mapbox se ha desarrollado una aplicación de mapa web que muestra la evolución temporal de los casos detectados del virus a escala mundial mediante mapas de calor, mapas de coropletas, clústeres o utilizando distintos tipos de gráficos. Las ventanas emergentes permiten conocer la envergadura de la epidemia en tiempo real, sabiendo los casos activos, los recuperados y los fallecidos.

En este enlace se pueden ver más mapas interactivos hechos a partir de Mapbox.

Tal vez sea más reconocible el siguiente mapa web elaborado por la  Universidad Johns Hopkins y desarrollado con la tecnología de ArcGIS de Esri, en el que se recopilan datos en tiempo real sobre contagios y casos de coronavirus en todo el mundo. Esta vez, la información del cuadro de mando o dashboard no es estática y permite ver un ránking de países con más casos confirmados. Otros ejemplos que utilizan la  tecnología de story maps de Esri son los publicados en esta web: Innovative uses of story maps during the COVID-19 pandemic.

La propia administración en este caso por ejemplo la Generalitat de Catalunya pone a disposición los datos abiertos de la COVID-19 a través de este tipo de servicio y concretamente en forma de storymap de Esri:

Otros servicios de SIG en la nube favorecen la gestión de la crisis humanitaria derivada de la COVID-19. En este caso CARTO ha servido para elaborar un mapa con la localización de servicios básicos para personas vulnerables ya que muestran los sitios donde las familias pueden obtener comida de forma gratuita en la ciudad de Nueva York. Cada localización cuenta con una ventana emergente que proporciona más información para cada sitio.

Incluso los servicios de SIG en la nube están siendo útiles en la crisis del coronavirus para investigadores y científicos de alrededor del mundo. A través de estas plataformas es posible no solo visualizar o consultar los datos sino también descargarlos o integrarlos en otras aplicaciones dentro de cada uno de los servicios. Tanto Esri como CARTO disponen de repositorios con este tipo de recursos:

No obstante, los SIG en la nube son soluciones que se desarrollan también al margen de las grandes corporaciones. El Institut Geogràfic i Geològic de Catalunya ofrece servicios básicos de SIG en la nube mediante la herramienta Instamaps. Esto ha permitido a los ciudadanos y a la administración local cartografiar de forma muy sencilla la información relativa, tanto sobre la pandemia en sí, como acerca de la gestión de recursos disponibles. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Vilablareix ha lanzado un sencillo visor que localiza y proporciona información individualizada para cada servicio abierto durante el confinamiento.

Cada herramienta de SIG en la nube tiene sus ventajas e inconvenientes. Estas varían según los objetivos del usuario y, evidentemente, según el coste de sus servicios que pueden ser gratuitos o bien de pago, en función de las soluciones que ofrezcan. Los usuarios de SIG en la nube son muy diversos, desde aquellos sin experiencia que únicamente quieran visualizar y analizar un conjunto de datos geográficos, a aquellos que quieran crear aplicaciones y visualizaciones complejas, o realizar algunos análisis prospectivos de los datos con que trabajan. 

A diferencia de los SIG de escritorio, los SIG en la nube permiten que cualquier persona con datos espaciales y una mínima destreza pueda crear y compartir sus mapas web de forma intuitiva. Suelen ser servicios intuitivos y no requieren de un servidor web propio o de un gestor de base de datos. Permiten al usuario  personalizar la representación de los datos pero por contra, el usuario no tiene el control total sobre la forma en que se gestiona o configura la solución, lo que puede suponer una cierta limitación en el uso de estos servicios.

Los SIG en la nube ha generado la posibilidad de mejorar significativamente el desarrollo de aplicaciones convencionales y proporcionar servicios de visualización y análisis de la información geográfica a un mayor número de usuarios en todo el mundo. Estas soluciones se postulan como herramientas alternativas para muchas empresas o administraciones que requieren externalizar la infraestructura necesaria para desarrollar sus propias soluciones SIG.

Si quieres saber más sobre SIG en la nube, apúntate al curso de especialización en GIS cloud. 

UNIGIS Girona
UNIGIS Girona
Programa de Máster Profesional en SIG - UNIGIS Girona


Suscríbete a nuestra newsletter