¿Por qué utilizar el formato GeoPackage?


Por

Existen cierto tipo de dudas que, de forma recurrente, asaltan al usuario de los sistemas de información geográfica y especialmente, en el caso de los usuarios más noveles. Una de estas típicas dudas guarda relación con el formato de datos a utilizar en el marco de un proyecto cualquiera (siempre y cuando no vayamos a echar mano de bases de datos espaciales tipo PostGIS, SpatiaLite, …), o en el momento de crear unas nuevas capas o, simplemente, cuando deseamos compartir un conjunto de datos con terceras personas. Es justo en este momento que nos vienen a la cabeza nombres tales como shapefiles, GML, DXF, GeoJSON, … Uno de los últimos nombres en llegar a este nutrido grupo de alternativas, es el GeoPackage. Pero, a ciencia cierta, ¿qué es el formato GeoPackage?

Origen del formato y descripción

GeoPackage es un formato estándar, y según se define en el propio sitio web de la OGC (Open Geospatial Foundation), se trata de un “estándar abierto, multiplataforma y compacto, para la transferencia de información geoespacial”. Así pues, a efectos prácticos se trata de un formato de datos espaciales que, montado y extendido sobre la base de datos espacial SQLite, permite el almacenado de datos vectoriales, matrices de datos raster, atributos alfanuméricos y posibles extensiones.

El motivo del nacimiento de este formato deberíamos buscarlo en la inexistencia, allá en 2012, de un formato abierto, estándar, no propietario y que fuera capaz de almacenar por igual, datos vectoriales y datos raster. Se buscaba también, que fuera un formato ligero, presentado en un único archivo o fichero, portable, con el objetivo de que pudiera ser ampliamente adoptado y utilizado desde dispositivos móviles.

Con este trasfondo, se llega a la aprobación y publicación de la especificación del formato GeoPackage en 2014. Toda la información detallada al respecto, puede consultarse a través del propio sitio web del formato GeoPackage.

¿Por qué GeoPackage?

Lo cierto es que ya existen varias decenas de sitios web, artículos, publicaciones,… en los cuales encontraréis valoraciones y criterios que aconsejan la adopción de GeoPackage en detrimento, por ejemplo, del que ha venido ejerciendo de estándar (de facto) hasta la fecha, y que no es otro que el ampliamente usado shapefile de la compañía americana ESRI. En cualquier caso, desde estas líneas nos permitimos recomendaros el sitio web switchfromshapefile donde encontraréis, de forma pormenorizada, un conjunto de argumentos para el abandono definitivo del shapefile como formato de amplio uso, en beneficio de otros formatos tales como el propio GeoPackage, GeoJSON, GML, SpatiaLite, CSV, …

En lo tocante al formato GeoPackage, mencionaremos a continuación algunos de los argumentos que nos invitan a su uso:

  • Se trata de un formato estándar OGC, y por tanto interoperable.
  • Es un formato abierto.
  • Siendo más ligero que una base de datos espacial o una geodatabase, resulta tan rápido como estas.
  • A diferencia de un shapefile, al tratarse de un único archivo (con extensión .gpkg), resulta un formato idóneo para compartir y transferir datos espaciales entre sistemas, programas SIG e usuarios.
  • El formato GeoPackage es capaz de almacenar datos complejos y multitud de tipos de geometrías: Point, Line, Polygon, MultiPoint, MultiLine, MultiPolygon, CompoundCurve, CurvedPolygon, MultiCurve y MultiSurface.
  • Al tratarse de un formato basado en SQLite, un archivo GeoPackage puede abrirse (además de con un programa SIG), con un explorador de base de datos SQLite como, por ejemplo, DB Browser for SQLite.
  • Siendo GeoPackage en realidad una evolución o extensión de una base de datos SQLite, este formato permite que se pueda acceder a los datos y actualizarlos de forma nativa, sin necesidad de llevar a cabo ningún tipo de transformación o conversión de formato.
  • El formato GeoPackage, almacena de forma implícita (en una columna llamada srs_id en las tablas gpkg_contents o gpkg_geometry_columns) el sistema de referencia de cada una de las capas almacenadas, por lo que no es preciso que esta información se adjunte en un fichero externo como sí sucede en el caso de los shapefile (*.prj).
  • El formato GeoPackage es ampliamente soportado por la práctica totalidad de programas SIG: ver implementaciones.

 Para saber más

Además de los enlaces web que hay en este breve documento, existe una lista de distribución de correo electrónico, enteramente dedicada a dar solución a cuestiones o problemas puntuales, así como dudas acerca del formato GeoPackage y de sus capacidades o limitaciones.

Acceder a la lista de discusión.

Lluís Vicens es tutor de los módulos de Análisis geográfico y SIG aplicados a la planificación y gestión territorial del programa UNIGIS Girona y analista SIG del SIGTE – Universitat de Girona.